3 Tendencias de Branding para el 2019

Hemos comenzado ya el año. Sí, ya hicimos todos los rituales para los viajes, el dinero, la abundancia, etc. Y así como ya barrimos fuera todo lo viejo, es momento de renovarnos…sí, esto también incluye las marcas. Seguir las tendencias nos ayuda a mantener nuestra marca fresca y actual. Con tantos cambios, a veces nos resulta seguirles el paso, pero no te preocupes, aquí te compartimos tres tendencias de branding para este 2019.

La experiencia de usuario

“Son importantes el tono, los visuales y los comportamientos”

Esto no es sorpresa. No hay marca sin usuarios. Ahora más que nunca es crucial prestarles mucha atención. Ya sea desde la página web o en las redes sociales, como marca hay que preocuparnos por el usuario mediante las interacciones que tiene.

Interfaz de Duolingo

En muchos casos, un sitio o cuenta con información confusa puede causar la pérdida de potenciales clientes. Por ejemplo, Google Store se concentra en la rápida respuesta de su sitio ya que el tiempo de carga de los productos y durante el checkout juega un rol decisivo al momento de efectuar una compra. Otros ejemplos más claros se dan en la apps. Duolingo, por ejemplo, se destaca de entre otras aplicaciones para aprender idiomas ya que no piden un pago antes de iniciar y permite al usuario personalizar su plan y tiempos para estudiar.

Mejorar la experiencia de usuario no solo se limita e innovar nuestras tecnologías, puede ser tan sencillo como simplificar y concretar la información que mostramos al usuario y, claro, estar al pendiente de las interacciones. En otras palabras, es necesario hacer sentir bienvenido al usuario.

Tomar un lado de la controversia

“Tomar partido es mejor que permanecer en silencio”

Desde hace tiempo, nos hemos encontrado con infinidad de anuncios creando revuelo y controversia. El ejemplo más reciente es de Gillette y su anuncio enfocado a las masculinidades tóxicos. Las respuestas fueron variadas: mientras unos lo aclamaban, otros amenazaban con boicotear la marca. Eso sí, lograron su mayor cometido: estar en la boca de todo el mundo.

Nike 2018

La tendencia de hacer un statement atrevido ha funcionado para introducir la marca a personas que llegan a estar fuera del mercado objetivo. Otro ejemplo reciente es la campaña de Nike junto con el jugador de la NFL Colin Kaepernick. La colaboración (de la que hablaremos más adelante) creo un gran revuelo en las redes sociales, al grado en el que hubo respuestas en video de personas quemando sus pares de tenis. Pudiera parecer que hubo un impacto negativo en las ventas, al contrario, de acuerdo a la revista TIME, la marca se vio favorecida con un incremento del 31% de sus ventas en línea.

Es un movimiento arriesgado, definitivamente, pero puede traer grandes beneficios. La estrategia puede no ser la más costosa y atrevida, pero el posicionarse de un lado de la controversia funciona también para conformar la identidad de la marca con la que los usuarios buscarán identificarse.

Colaboración entre marcas

“Las empresas involucradas tienen la oportunidad de fortalecer su imagen lo que convertirá la asociación en una experiencia de aprendizaje y optimización.”

Como ya lo habíamos mencionado, la colaboración entre marcas es una estrategia que va cobrando más fuerza. Es casi imposible no saber de alguna colaboración, las hay en casi todos lados: en los alimentos, productos de higiene personal y, sobre todo, en la ropa. ¿Cuántas colaboraciones de celebridades con marcas de ropa no conocemos? Lo vimos en los Yeezys de Adidas con Kanye West, los Beats by Dr. Dre. Y de las marcas no se diga pues ha habido grandes colaboraciones como la de Apple y Nike.

Al colaborar entre marcas se puede llegar un crecimiento mutuo, un fortalecimiento importante de la imagen y beneficios que van para los dos lados. A su vez, los usuarios llegan a asociar la una con la otra. Así que no tengas miedo de probar.

Al manejar una marca es importante siempre estar al pendiente de cómo van evolucionando las tendencias, ya que por ahí es por donde hay que moverse. Un último tip: ¡no tengas miedo! Los cambios no tienen que ser drásticos pero hay que ser valientes para dar el salto.